miércoles, 9 de enero de 2008

Día 23 - Y fin... (14 de octubre)

Exacto, el últimó día del viaje. Pero tranquilos, tengo pensado crear otra entrada de como hacer tu propio inter-rail, para quien quiera hacer uno igual o planificarse otro viaje diferente y, quien sabe, es posible que esta página sea ampliada, objetivos de nuevos viajes hay. Quién se puede negar a un Oktoberbest.

Bien, vamos con lo que nos ocupa.

Recordais que en la anterior entrada, finalizaba hablandoos de "Ronquete". Este personaje, para que os hagais una idea, era como un hoolingan después de un Manchester - Chelsea, y para colmo, durmiendo solo con unos calzones que ni mucho menos estilizaban su figura. Pero esto no es lo malo, ya que no debíamos de tratar con él, la fatalidad radicaba en su manera de dormir, ruidosa por decirlo finamente... Sus ronquidos eran tales que nos llevaba a la desesperación, tan fuertes que hicieron de nuestra última noche un infierno, os aseguro que si llego a estar en la litera de abajo, el chut que le hubiese propinado lo podría haber firmado el mismísimo Puskas.

Pese a estos problemas, logramos dormir lo justo para, a la mañana siguiente, coger la mochila y tirar millas hacia el aeropuerto de Frankfurt-Ham, no el de Frankfurt-Main que es el que estaba más cerca, nosotros al barato que volábamos con Ryanair.

El objetivo era ir a donde estaba el autobus que llevaba al aeropuerto, esta vez llegamos tarde para coger el primero, pero muy tamprano para coger el segundo, que sería el nuestro. Por supuesto por el camino no pudimos evitar hacer una foto con lo más peculiar de lo poquito que vimos en Frankfurt, ni más ni menos que Mazinger a caballo.

Una vez subidos al autobus, solo quedaba hora y media de viaje hasta el aeropuerto.

Cuando llegamos a Frankfurt-Ham airport, y después de encontrar nuestra puerta de embarque, decidimos tomarnos unas salchichas enlatadas con pan bimbo, lo más cutremente posible, ya estabamos acostumbrados, sin pudor.

Un espisodio ocurrió en el aeropuerto, resultaba que había una chica española de unos 20 a 15 años que, después de hacer el imbecil con sus compañeras de viaje, pretendía viajar con el carnet de conducir y sin DNI, imaginaos lo que pasó. La niña entre sollozos reclamaba que en España le dejaron volar con ese carnet, pero obviamente esto no era España, al final se la llevaron Dios sabe donde y sus amigas embarcaron, pero ¿felizmente? la muchacha pudo embarcar tras solucionar su altercado, pos menos mal, diría la tiparraca, sus amigas no se...

Después de reslver la duda de si Pablo podía pasar como equipaje de mano la florecilla de las narices y su jarra (la mia decidí echarla en la mochilaca grande previos rezos), resultó que se podía, y antes del embarque, sobretodo Pablo y Ángel, hicieron la merecida despedida de sus botellas que mantuvieron los 23 días de viaje, unas botellas de agua con gas adquiridas en Göteborg y que fueron rellenadas una y otra vez.



Después de la pertinente espera, subimos al avión y rumbo a Murcia, concretamente al aeropuerto San Javier.



Y a ver si me podeis resolver una duda, esque tengo dos fotos desde el avión y no se cuál es la de Europa y cuál la de España (véase el sarcasmo).






Y bueno, el resto os lo imaginais, llegada al aeropuerto ¿felicidad? pues no, yo lo resumiría con una frase de Pablo: "¿España?, buaaj (con una salivación hacia el suelo XD)". Asique separación después de 23 días, cada uno con su familia hacia casa.

¡Pffff! y ya se acaba otra vez el viaje, como dijo Ángel, con deseos de hacer otro lo antes posible y recomendando a todos que nos imiten.

No dejad de visitar y leer el blog para inspiraros para nuevos viajes, mi labro será ahora, a parte de crear la entrada que prometí al principio, será rellenar las entradas que se quedaron pobres en anteriores días y quién sabe si mejorar el aspecto de la página para que quede algo gracioso.

Eso fué todo del viaje, un saludo mochileros y hasta la próxima.


3 comentarios:

  1. Ay que tristeza!!!
    Añoro hasta al ronquete, y eso que no lo conocí.

    ResponderEliminar
  2. Hay mucho que añorar de aquellos días. Yo espero que vayamos nuevamente el próximo septiembre- octubre, y lo disfrutemos el doble.

    De momento, nos tenemos los unos a los otros para no olvidar.

    ResponderEliminar
  3. joe tronketes io no nkuentro nadie ke se venga en sept octb de 2008 juas kiero salir el dia 22-23 ma o meno ke ruinaaaaaaa¡¡¡¡¡ aunke sea solo io me piro nens
    un aludete kukito1986 arrobahotm.com

    ResponderEliminar